viernes, 27 de septiembre de 2013

SANTOMERA, 35 AÑOS DE INDEPENDENCIA MUNICIPAL

Un 29 de septiembre de 1978, Santomera conseguía independizarse del municipio de Murcia y crear el suyo propio. Desde entonces, esta es la fecha que más se celebra , echándose todos sus habitantes a la calle para conmemorarlo.
Este fin de semana, además de la independencia, hay dos acontecimientos más para ser recordados, los dos el mismo día de septiembre, el 28, en que se produjeron el nacimiento de Julián Andugar, nuestro más insigne hombre de letras y la "ramblá", que dejó trece víctimas; el primero de ellos en 1917, y el segundo en 1947.
La independencia llegó a Santomera en el mismo año que la democracia a España o al mismo tiempo que el nombramiento del  Papa Juan Pablo, dos hechos milagrosos.
Para la elaboración de este recuerdo he utilizado algunas fotografías realizadas en mis paseos por el municipio, la música de mi compañero de senderismo José María Galiana y un trocito de Así habló Zaratustra, de Richard Struss, y un poema de Julián Andúgar, Toda esta tierra debe ser mañana, que ha sido propuesto, musicado y cantado por Galiana, para himno de la Región de Murcia.
Este trabajo, que no hubiera sido posible sin la colaboración e inmenso trabajo de mi amigo Pepe Abellán, es mi pequeño homenaje a fechas tan significativas en la historia de mi pueblo. Dejaré para otra ocasión el trabajo profundo que estos acontecimientos merecen.
No quisiera acabar sin hacer una pregunta: ¿A qué esperan los sucesivos gobiernos municipales para publicar el trabajo de los historiadores santomeranos Cristina González y José Antonio Campillo sobre la segregación del municipio de Santomera, hecho por encargo del ayuntamiento,  que lleva durmiendo en una estantería o un cajón más de diez años?

video

martes, 14 de febrero de 2012

TORMENTA EN LA PARRA




Un milagro  que saliéramos indemnes después del diluvio que nos sorprendió cuando salíamos de  La Parra.

lunes, 16 de enero de 2012

POR EL SUBDESIERTO DE LA RAMBLA DE LA PARRA


Una treintena de padres y alumnos de 1º de la ESO, guiados por Blas Rubio, comenzaron el pasado mes de diciembre la actividad “ Conocer la Región de Murcia”. Este proyecto pretende dar a conocer a los alumnos y padres de nuestro instituto los lugares más característicos de nuestra comunidad autónoma y se desarrollará varios fines de semana de este curso. Al frente del proyecto está el Departamento de Geografía e Historia que se ha encargado de la programación de las salidas y contará para las mismas con la colaboración del Club Montañero El Quijar de Santomera. La actividad está abierta para los padres y alumnos que quieran participar y que en la mayor parte de los casos pondrán sus vehículos para los desplazamientos. Entre otras, están previstas visitas al Embalse de Santomera, Sierra de la Pila, Río Chícamo, Revolcadores y alguna dentro de los límites del antiguo Reino de Murcia, como una ruta senderista desde Ayna a Liétor junto al río Mundo.
La primera de las salidas se realizó a mediados de Diciembre y se desarrolló por uno de los espacios más característicos y representativos de la identidad murciana: el subdesierto de la Rambla de la Parra, ubicado en la cuenca de Abanilla y Fortuna, un lugar todavía desconocido para la mayoría de los murcianos.
Esta rambla es afluente del río Chícamo y reúne todas las características de un subdesierto debido a su extrema aridez. A diferencia de otras ramblas lleva un pequeño caudal de agua casi todo el año y es uno de los lugares de la región donde se puede observar de forma directa los efectos de la erosión en todas sus modalidades. Margas, yesos versicolores, glacis de erosión y formas caprichosas de malpaíses acompañan al visitante en todo el recorrido. La vegetación típica del clima mediterráneo árido dificulta el paso en algunos tramos junto con el barro de las margas humedecidas por los últimos de lluvia. La presencia de fósiles marinos en algunos lugares nos recuerda que esta tierra fue un fondo marino. Restos de antiguas plantaciones nos recuerdan la lucha del hombre por intentar domesticar estas tierras.

En el tramo final, los Barrancos de Abanilla, los más espectaculares de la Región de Murcia. Paisaje fantasmagórico, de aspecto lunar, como erosionados por lejía surgen cárcavas y barrancos con formas mágicas ahítos de agua y ayunos de vegetación.
Este paisaje corre el peligro de desaparecer por las roturaciones que se están realizando en la zona y que ya han acabado con zonas limítrofes de semejantes características, por lo que urge declararlo paisaje protegido.

Para saber más de este lugar os remitimos al blog del profesor de nuestro centro y geólogo José Fidel Rosillo. Basta con teclear en Internet José Fidel Rosillo Rambla de la Parra. Os animamos a participar en la próxima salida.